Archivo de la etiqueta: Palencia

244. Otra TROLA más: BELÉN se llamaba… BALENCIA

Introito 244-X Sábado, 7 Enero 2012

Otra TROLA más:  BELÉN se llamaba…

BALENCIA

 (Os descubro el Origen y Significado de los BELENES)

SUMARIO:

CHARO ARENILLAS y San Isidro…

Un “cocido madrileño” y una cola “insoportable”…

El Monasterio del CORPUS CHRISTI…

La Diosa MINERBA, a escena…

Los CARACOLES y la sopa de galets de los Catalanes…

Pasión Belenística…

El verdadero nombre de BELÉN…

La San Silvestre Vallecana, nos sale al paso…

La “aldea” en la que nació la VIDA…

BELÉN en la geografía española…

Los “elementos” esenciales del Belén…

La ESTRELLA y el PORTAL…

La EPIFANÍA…

El primer LUGAR: la Isla de la LUZ…

VERDADES COMO PUÑOS: Loa de la MINIFALDA y de las PIERNAS FEMENINAS…

Soneto 2545 a LEONOR LAÍZ ALONSO

EN el Anuario en el que anoto los hechos más importantes de mi vida, he dejado hecha esta sucinta anotación…:

22 Diciembre 2011:

En el umbral de la NAVIDAD de 2011, realizo algunos descubrimientos trascendentales respecto al origen de la NAVIDAD y su relación con la Diosa MINARBA >> MINERBA, recordada también en el nombre del KARNABAL…, que como la NAVIDAD, conmemora el NACIMIENTO DE LA VIDA SOBRE LA TIERRA…Todo ello, al hilo de los Introitos 243, 244… y siguientes.

Bien, pues el sábado 31 de Diciembre pasado, un día después de enviar mi Introito 243 sobre el ORIGEN DE LA NAVIDAD, estuve deambulando por el casco antiguo de MADRID en compañía de CHARO ARENILLAS… Y recordando cierta ocasión similar en la que Mª AMPARO Martín Abella me condujo hasta la Colegiata de San Isidro y otras Iglesias del viejo Madrid, quise volver a ellas con la intención de conocerlas mucho mejor de lo que pude hacerlo en aquella primera y fugaz visita de hace cosa de un lustro…

CHARO ARENILLAS y San Isidro…

La primera sorpresa del día sobrevino cuando le pregunté a CHARO, que es Madrileña, cómo podíamos llegar más rápido a la Colegiata en cuestión, habida cuenta de que toda nuestra Caminata Madrileña del último día del año se anunciaba larga y no poco sacrificada para los pies de dos sesentones, jovencísimos de espíritu pero que ya no están en edad, precisamente, de correr la San Silvestre Vallecana que, como la mayoría de vosotros sabe sin duda, se corre en la Capital de España… Y ésta fue otra de las sorpresas de ese día. Aunque, antes de referirme a ella, creo que haría bien en desvelaros cuál fue la primera…

Nuestra entrañable amiga la Marquesa de Gracia Real no tenía ni pajolera idea de dónde coño podía estar la mencionada Colegiata de San Isidro que, antes de la recentísima construcción de la Catedral de La Almudena, ejerció junto a San Francisco el Grande de virtual Catedral de Madrid… ¿Cómo es posible que una persona no conozca el emplazamiento de la Catedral de su Ciudad? La respuesta es obvia: a CHARO la habían llevado a San Isidro en coche la mayoría de las veces… Aunque no todas, como ella me reconoció cuando, recordando a su querido y eminente Padre (el ilustre Letrado don IGNACIO ARENILLAS, que aun siendo de derechas asumió brillantemente la defensa del socialista JULIÁN BESTEIRO en el decurso de la Guerra Civil…), me dijo que a veces su Padre les llevaba de paseo por el Viejo Madrid, a ella y a sus siete hermanos… ¡Vive Dios!, ¿cómo era posible que Don Ignacio les pasease a sus ocho hijos por el núcleo histórico de Madrid y que CHARO, que era la primogénita y, por ende, la heredera del título de MARQUÉS que ostentaba su Padre, no tuviera ni puñetera idea de dónde se encontraba el Iglesión, inolvidable por otra parte, del Santo Patrón de todos los Madrileños…?

En vista de que ni sabía localizar San Isidro ni tampoco reconocía casi nada de cuanto estaba saliéndonos al paso, no tardé en llegar a la doble conclusión de que, por una parte nuestra querida y admirada CHARO había vivido toda su vida “en Belén con los pastores” (léase, “en el guindo”), ajena a cosas tan pedestres y mundanas como la que nos ocupa y, por otra, de que su querido Padre debía pasear a sus hijos por Madrid con los ojos vendados, con el fin de que nada pudiera profanar su infinita candidez… Y puedo aseguraros que los nombres de CHARO y de CÁNDIDA se hacen virtuales sinónimos en el caso de nuestra singular e irrepetible amiga, curioso híbrido de Andaluza (que tiene el SALERO y la GRACIA por arrobas) y de Castellana Vieja que está enamorada de los recios, austeros e insoportables secarrales salmantinos…

Un “cocido madrileño” y una cola insoportable”…

Lo que me trae a la memoria una anécdota que viví ayer miércoles en el autobús, cuando viajaba desde Bilbao a San Bizente, tras apearme del tren Albia (me niego a escribirlo con v…) que me condujo a la capital baska desde Barcelona… Se había ido la luz y la tercermundista Estación de Autobuses bilbaína estaba a oscuras y con unas colas interminables, causadas por el colapso de todos los ordenadores… Yo ya estaba cómodamente instalado en mi asiento cuando veo que una atractiva jovencita de alrededor de 22 años se dirige al conductor del autobús y le suplica que la despache un billete directamente, porque el coche estaba a punto de salir y… “había una cola INSOPORTABLE”… No pude evitar el soltar una CARCAJADA, porque de una “cola” pueden decirse muchas cosas pero jamás en mi vida había oído que pudiera ser “insoportable”… Sí, me reí con ganas con la esperpéntica ocurrencia de esa angustiada jovencita y así se lo dije cuando se subió al autobús y se acomodó en un asiento muy próximo al mío…

Total, que me paso la vida cachondeándome del personal y de mí mismo, y el último día del Año fue CHARO ARENILLAS la que me proporcionó HILARIDAD en cantidades industriales, con eso de que siendo Madrileña debiera ser yo, un “ciudadano del Mundo nacido en Valladolid”, quien la guiase por la Ciudad que la había visto nacer…

El caso es que, aun yendo a ciegas y sin mapa alguno, dimos con San Isidro con una levísima desviación y que, al encontrarnos con que estaba cerrada a cal y canto y ver que ya eran cerca de las 13,30 h., decidimos rastrear los alrededores en busca de un Restaurante típico en el que pudiéramos comer un EXKISITO COCIDO MADRILEÑO por el que yo venía suspirando desde hacía meses… En seguida dimos con uno, en el número 28 de la Calle Toledo, que tenía además un nombre de lo más pertinente: Los Nobles de CASTILLA Satisfechos por este hallazgo, tras hacer la reserva correspondiente para una hora más tarde, nos dispusimos a seguir reconociendo el Casco Antiguo de Madrid, utilizando como guía para ello algunas bóvedas y campanarios de Iglesias que se oteaban desde el punto en el que nos encontrábamos…

El Monasterio del CORPUS CHRISTI…

Estábamos en esa búsqueda cuando, tras rodear íntegramente un viejo Convento consagrado hoy a menesteres diocesanos, fuimos a toparnos con el Monasterio del Corpus Christi que pertenece a las Madres Jerónimas (vulgo Las Carboneras) y está situado en la confluencia de la pintoresca calle “Puñoenrostro” con la Plaza Condes de Miranda… Cuando llegamos a esta nueva Iglesia, se adivinaba que estaban a punto de cerrarla pero, actuando con enorme determinación y diligencia, conseguimos colarnos en ella…

La Iglesia en cuestión es un Templo Conventual muy bien cuidado, amueblado y decorado, como suele ser habitual en los Cenobios femeninos, pero que posee algo EXCEPCIONAL que llamó nuestra atención de inmediato: al pie de la nave del Templo y tras la reja conventual característica (a través de la cual comulgan las Monjitas…), podía verse un EXTRAORDINARIO BELÉN, de una CATEGORÍA ARTÍSTICA fuera de serie, muy superior a cualquier otro que yo haya visto en mi vida… Y como voy a comentaros a continuación, he visto ¡¡UNOS CUANTOS…!!

A toda prisa, porque el Sacristán nos estaba apremiando a abandonar el Templo para poder cerrarlo e irse a comer, devoramos con la vista aquel BELÉN prodigioso, mientras CHARO aprovechaba para tomar algunas fotografías que nos permitieran poder analizarlo después, más detenidamente… Y fue entonces cuando caí en la cuenta de que las Monjitas habían atado un folio impreso a la reja, en el que se aportaban algunos datos preciosos que venían a confirmar que, efectivamente, la diosa Fortuna, mi Destino y mi sentido de la Orientación aunados nos habían conducido hasta un NACIMIENTO ¡¡del siglo XVI!!, que une a su monumental categoría artística, unas características INSÓLITAS que vienen a refrendar todas mis Tesis respecto al origen prehistórico (y, por ende, MITOLÓGICO) de la NAVIDAD

Pero como el Señor Sacristán llevaba muy mal el no haber podido darnos el alto cuando nos colamos astutamente en el Templo, sus rekerimientos para que lo abandonásemos se hicieron ya “insoportablemente” insistentes y no nos quedó más remedio que marcharnos, no sin antes informarnos de las horas en las que iba a permanecer abierto por la tarde, con el fin de efectuar una segunda visita mucho más detenida, pormenorizada y provechosa…

La Diosa MINERBA, a escena…

Porque aparte del BELÉN, yo tenía todo el interés del mundo en rastrear la posible huella que la Diosa MINERBA pudiera haber dejado Lee el resto de esta entrada en www.introitismo.es