Archivo de la etiqueta: Novio

170. CON LA MANO EN AQUELLO…, CON AQUELLO EN LA MANO…

Baluarte de la LIBRE Expresión y Avanzadilla en pos del Conocimiento,

en la vanguardia intelectual de Occidente…:

ÉTICA &RAZÓN & ESTÉTICA (E&R&E)

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro. Obra registrada

Definición de Moral y de ÉTICA:

Parcela del comportamiento humano que preconiza el predominio del BIEN sobre el MAL, entendido aquél como la DEFENSA a ultranza de la BONDAD y de la VERDAD, y otorgando siempre la supremacía al RESPETO de los intereses de los más débiles.

– Soneto 2351 –

Definición de ÉTICA & RAZÓN & ESTÉTICA

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

www.etica-and-estetica-com

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

No hay Introito sin Sonrisa…

Viernes, 1 de Octubre 2010

Introito 170.Una vida de novela… y la novela de la Vida

Capítulo 150: Con la mano en aquello…, con aquello en la mano…

En la mayoría de los casos es la rigurosa Actualidad la que me va señalando e imponiendo los asuntos a los que consagro mis Introitos, persuadido como estoy de que mi trabajo de reflexión, de análisis y de denuncia, debe de girar en torno a las cosas que os ocupan y os preocupan a todos, en vez de irse por los cerros de Úbeda con cuestiones que sólo a mí y a mis lectores más afines y asiduos nos interesan…

Ese seguimiento más o menos fiel de la Actualidad, con todo lo que de reiterativo y de rutinario tiene ésta, me obliga a realizar auténticos juegos malabares para conseguir que mis escritos no pierdan nunca su chispa y conserven esa frescura y esa capacidad de descolocar y de sorprender que son las que diferencian a los escritos entretenidos y apasionantes de las chapadas marca Arantxitazabala que se le caen a uno de los ojos cuando apenas si se han conseguido leer (a costa de un ingente esfuerzo…), sus tres o cuatro primeras líneas…

Como el mal sabor de boca que me ha dejado la Huelga del miércoles (sabor que me consta comparto con bastantes de vosotros), me pedía comentaros hoy mis impresiones al respecto, pero no quería largaros dos chapadas seguidas sobre un asunto tan poco estimulante y tan aburrido, he echado mano de una de esas perlas de HUMOR INTELIGENTE que de tarde en tarde circulan por Internet y me dispongo a ofrecérosla a lo largo del desarrollo de este Introito, de tal modo que lo plomizo del tema sindical y laboral se vea compensando por lo estimulante y DIVERTIDO del escrito que voy a comentaros… y del que he extraído esas dos frases que sirven de título para mi Introito de hoy: con la mano en aquello…, con aquello en la mano… O sea que tened un poquitín de paciencia, que aunque ahora vamos a ponernos serios unos minutos, luego nos desquitaremos a lo grande, recurriendo para ello a aquello…, a lo otro…, a lo de de delante… y a lo de detrás… Que al final son los asuntos que nos interesan a todos por igual, al margen de nuestra edad, sexo, ideología, creencias y condición social… Lo que demuestra que CASI TODO ES SECUNDARIO para nosotros, menos esos asuntos de la jodienda que, amén de no tener enmienda, son capaces de interesar por igual desde a un niño de teta hasta a un anciano de noventa y años… Y digo esto porque mi nonagenario Tío Julio sigue vivísimamente interesado por los culos de las Señoras (como lo estaré yo en el caso muy improbable de que alcance esa edad…) y porque mi nieto El Lertxundiano, que acaba de cumplir su primer año (y que espera, sentado, el introito que he prometido dedicarle), hace meses ya que se queda bizco cuando ve a una Dama que luce un culo o unas tetas espectaculares…: de casta le viene al galgo.

En suma, que desde que nacemos hasta que morimos no tenemos otra cosa en la cabeza… Lo que me lleva a pensar que, por lo menos en el caso de los hombres, los féretros y los ataúdes deberían tener forma de CULOS o de TETAS, de tal modo que nuestra vida se cerrase de una manera COHERENTE y en perfecta sintonía con lo que ha sido su desarrollo: la búsqueda infatigable y permanente de un buen culo o de unas buenas tetonas, a las que echarles el ojo… e hincarles el diente… o lo que se tercie.Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es