Archivo de la etiqueta: Luis

86. SEGUNDO DOMINGO POÉTICO

Página Abierta al Conocimiento,

en la vanguardia intelectual de Occidente.

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

– Soneto 2351 –

Definición poética de ÉTICA & ESTÉTICA

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

(2351. Domingo, 28 de Febrero 2010; en Zumaya, a las 11,30 horas)

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro. Obra registrada

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

86. Segundo Domingo Poético…

Retomo la sana costumbre que inauguré hace una semana, ofreciéndoos cinco nuevos Sonetos. Los dos primeros son impersonales, aunque el que reproduzco en primer lugar pretende definirnos y dibujarnos a todos nosotros, en tanto que definición poética que es de ÉTICA & ESTÉTICA… Creo que ahí ha quedado muy fielmente reflejado y sintetizado lo que es este romántico empeño que compartimos y es tanta la satisfacción que me ha producido el fruto poético obtenido, que me planteo incluirlo en la cabecera de nuestra Gaceta, a modo de sintética y fidelísima declaración de principios.

El segundo Soneto describe a uno de mis mayores enemigos y creo que, también, el vuestro: la simpleza… Y, por último, a los tres sonetos restantes, ya de carácter personal, los presento en la introducción que les precede.

Segundo Domingo POÉTICO

– Soneto 2351 –

Definición poética de ÉTICA & ESTÉTICA

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

(2351. Domingo, 28 de Febrero 2010; en Zumaya, a las 11,30 horas)

– Soneto 1680 –

Repudio de la Simpleza 

Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es 

83. LA GENÉTICA VUELVE A DARME LA RAZÓN… – I –

&

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro

Obra registrada

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

83. La GENÉTICA vuelve a darme la RAZÓN – I –

Es como escribir un pequeño periódico cada día, una de aquellas Gazetas de los tiempos heroicos del Periodismo, que tenían un carácter netamente familiar y que eran escritas por un reducidísimo de personas. Básicamente, por quien las editaba y por algunos familiares suyos que eran, además, quienes se ocupaban de su distribución… Lo hemos visto mil veces en las películas del Oeste… Bueno, pues lo mismo, pero con la diferencia de que, más allá de vuestras colaboraciones puntuales, los trabajos de Redactor, Reportero, Ilustrador, Corresponsal de las “Cartas al Director”, y Corrector, debo asumirlos personalmente y en solitario, a lo largo de toda la jornada diurna y, además, de buena parte de la nocturna. Y la consecuencia de ello [sobre todo en ediciones como la de ayer en que me metí a innovar introduciendo distintos colores de tinta como los que antes tanto se llevaban en Tipografía y que en mis años jóvenes tantísimo me fascinaban…], suele ser la de que se cuelen algunas erratas y/o errores. Como sucedió ayer cuando a las 6 de la mañana escribí un casi por un caso, me comí un como para haber tenido tiempo y, encima, os serví una Cançao de Amor que en realidad era una Cançao do Mar. Y, para acabarlo de rematar, repetida. Aunque este fallo viene arrastrado del día anterior, cuando tras anunciaros un dúo de violín y piano, os envié la canción de marras. Como nadie me advirtió del error y convencido de que había salido la canción anunciada, ayer os remití la que tocaba… y ¡la pifié! Por eso y aunque después ironice sobre ello como tanto he hecho con Antonio Enrich, no dudéis en tirarme de las orejas cada vez que me equivoque en algo. No me molesta en absoluto que se me corrija o rectifique. Lo que sí me joroba una barbaridad, es cometer errores… Bueno, como la canción es preciosa, no creo que a nadie le haya molestado volver a verla y a escucharla… Hoy recibiréis al fin, si los duendes de la madrugada no vuelven a hacer de las suyas, el bello tema musical anunciado hace dos días en el Introito 81 y que, como ya quedó dicho entonces, ha buscado y seleccionado para todos nosotros Lourdes Armonía… O Armonía Lourdes, que tanto monta. Aquella a la que también llamo Sin Palabras y que, harta ya de que cada día la endose un nuevo epíteto, ha pasado a la contraofensiva y ayer se destapó con dos nuevos apodos dedicados a este panadero-gacetillero al que ya el Balodia, inspirándose en George Bans, bautizó en su día como Introito Man. Como nombre de guerra, Lourdes me ha puesto el de Dinamitero… Y como nombre cariñoso y familiar, el de Merlín VivificadorMe gustan porque ambos son cariñosos y, además, muy pertinentes. Ya puestos a ponernos motes unos a otros, me atrevo a sugerirla a nuestra Armonizadora, referido a mí mismo, el de Faro anti-niebla. Ella entenderá el porqué de inmediato. Bueno, de hecho y premonitoriamente, mi primera Revista Literaria tuvo como cabecera la de EL FAROL… La creamos mi hermano Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es 

81. ¿La ESPAÑA “gris”? ¡Vamos anda…!

&

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro

Obra registrada

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

81. ¿La España “gris”…? ¡Y unos cojones!

La edad de las personas no se mide por los años que tenemos, sino por la longitud del camino que hemos recorrido…, por las OBRAS con las que hemos ido jalonando ese camino…, por la cantidad de personas con las que hemos recorrido ese camino… y, en fin, por el número de esas personas que por mayor edad u otras circunstancias, se han ido quedando en la cuneta a lo largo de ese trecho recorrido… Lo que quiere decir que una persona puede tener un centenar de años y haber vivido una treintena… o a la inversa. Bien, pues a tenor de este nuevo criterio para medir la vida, que es el único real y coherente, yo calculo que debo tener ya en torno a 800 años

Me hago esta reflexión después de que ayer consagrase una parte de mi Comentario a recordar la bellísima etapa que viví en aquel Almacén de la empresa Materiales para la Industria, S.A. (MINSA), en el que empezamos trabajando mi padre, mi hermano Luis y yo, apoyados por las tardes por un hombre encantador, andaluz, vital y trabajador, que se llamaba Juan Corral Salmerón y al que nosotros conocíamos, respetuosamente, como el Señor Corral, aun cuando estaba a nuestras órdenes. ¡Qué gran cariño me profesó aquel hombre, que acabó convirtiéndose en uno de mis primeros lectores y cuya mayor ilusión era la de que yo acabase siendo miembro de la Real Academia…! Y es verdad que por entonces no existía gloria mayor que ésa para cualquier intelectual o escritor… ¡Si el pobre Señor Corral hubiera llegado a leer todos los denuestos que escribo contra ese atajo de inútiles, mediocres, paniaguados y advenedizos que responden al pomposo título de Académicos de la Lengua…!

Una de las cosas en las que más palpablemente se advierte la brutal REGRESIÓN cultural que ha sufrido España desde los tiempos del Franquismo hasta los que ahora vivimos, es en la enjundia intelectual y cultural de las gentes más humildes y sencillas. Porque ya se sabe que las personas adornadas por un mayor nivel sociocultural, ayer, hoy y siempre poseerán un bagaje cultural elevado. Pero las personas sencillas…, ése ya es otro cantar… Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es