Archivo de la etiqueta: Bebes

68. 83505, L4 V15P3R4 D31 69…

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

68. 83505, L4 V15P3R4 D31 69…

No quiero dejar de subrayar un punto de la Esquela que nos sirvió Lord Saturio hace un par de días que, en su momento, me olvidé de destacar como se merecía. Me refiero a la enumeración de los condolidos hijos y familiares dejados por Don Aumento de Sueldo tras su óbito. Pues bien, recordaréis que se mencionaban varios nombres y que uno de ellos era éste (y cito textualmente):

Doña VERGÜENZA (ausente)

Era lo mejor de la Esquela y constituía una genialidad que me hubiera parecido imperdonable dejar de destacar como se merece. Procuraré no olvidarla, porque no os oculto que siento una auténtica fascinación por este tipo de destellos de talento que, por desgracia, tan infrecuentes resultan… ¡A cuántas personas e Instituciones podríamos atribuir una hija, esposa o barragana llamada de esa guisa: Doña Vergüenza (ausente)! Gracias de nuevo por ese obsequio, Mariano.

Bueno, y tras mostrar mi gratitud a un antiguo Joven Músico, prolongo ahora el capítulo de agradecimientos a La Sirenita, ausente desde hace varios días de este Tablón, aunque no de su seguimiento, que sigue haciendo fielmente todos los días, entre las 6 y las 7 de la mañana. Y es que la zumaiarra Arritxu Bidasoro, con ese don de la oportunidad que al igual que su paisano El Cóndor siempre demuestra, me envió ayer un PPs precioso, que entronca formidablemente con el Excelente Ejercicio = 3XC3L3N73 3J3RC1C10 que ayer os propuse para medir vuestra agilidad mental y visual. Porque el Power Point en cuestión nos muestra un abecedario insólito, artísticamente escrito por los cuerpos de una mujer y un hombre absolutamente desnudos y dibujando, sin pretenderlo, algunas posiciones que se acercan bastante al número de Introito que alcanzaremos mañana y que, como cabía esperar de un Don Vergüenza (ausente) como el que suscribe, va a tener una celebración especial… (¡Cuánto siento ahora haberos enviado antes aquel power delicioso que nos brindó El Cóndor, exultante de señoritas estupendísimas que regalaron nuestros sentidos con sus artísticos y delicados cuerpos…!)

Por cierto, ahora caigo que a El Cóndor, como basko que es, debería llamarle El KÓNDOR… ¡Menudo lapsus, Mikel Angelo! Antonio Enrich, que anda cual sabueso a la caza de algún despiste mío, hoy se frotará las manos… Entre esto, lo de repetir el 64 y el no haber destacado la genialidad de Doña Vergüenza, estoy poniendo reveladoramente de manifiesto mis limitaciones… ¡Va por ti, querido Antonio!

¡Y es que no se puede estar en todo: en lo divino, Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es