Archivos diarios: agosto 30, 2010

160. ¿La “VERDAD CIENTÍFICA”…? ¿Qué coño es eso?

Ventana Abierta al Conocimiento,

en la vanguardia intelectual de Occidente…:

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

 

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro. Obra registrada

Definición de Moral y de ÉTICA:

Parcela del comportamiento humano que preconiza el predominio del BIEN sobre el MAL, entendido aquél como la DEFENSA a ultranza de la BONDAD y de la VERDAD, y otorgando siempre la supremacía al RESPETO de los intereses de los más débiles.

 

– Soneto 2351

Definición de ÉTICA & ESTÉTICA

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

 

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

www.etica-and-estetica.com

 

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

http://picarox.blogspot.com/p/etica-estetica.html

No hay Introito sin Sonrisa…

Lunes, 30 de Agosto 2010

Introito 160. Una vida de novela… y la novela de la Vida

Capítulo 140: ¿La VERDAD CIENTÍFICA…? ¿Qué coño es eso?

Imagináos la escena: una botella de plástico, una bolsa o un plástico cualquiera se ven zarandeados una y otra vez por las olas del mar, cual si de un insumergible barquito de papel recortado por un niño se tratase, cuando de repente surge de entre las aguas la mano del anfibio Introitista que “pasaba por ahí” y echa mano de ese puñetero plástico y se lo lleva consigo fuera del agua, una vez que da por concluido su delicioso baño. ¿Qué hacer con ese pecio en cutre versión plástica, una vez en la playa? ¿Depositarlo en una de las escasas y atestadas papeleras que existen en ésta? ¡Jamás! Ése sería el mejor camino para que ese plástico, junto con otros miembros de su misma cutre familia, acabase de nuevo en el mar, al arrullo de las olas y/o de sus corrientes…

 

La única opción segura para conseguir que ese plástico abandonado a su suerte algún día por el cretino de turno, no vuelva a las andadas y mancille la pureza de las cristalinas y deliciosas aguas del mar, pasa por cogerlo como un elemento más del equipaje playero y cargar con él en el camino de retorno a casa, con el fin de depositarlo en el primer contenedor de envases de plástico que se cruce en nuestra derrota…

 

O sea que un plástico que puede llevar semanas, meses… o años, navegando cual indeseable polizón sobre las aguas marinas, se ve alejado de ellas de sopetón y cuando menos se lo espera…, y la noche de ese mismo día cambia su plácido y frío vaivén sobre las aguas, por el cálido abrigo y reposo que le ofrece un contenedor de color Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es