154. REVENTAR ESTÁ INCLUIDO EN EL MENÚ…

Página Abierta al Conocimiento,

en la vanguardia intelectual de Occidente…:

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

 

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro. Obra registrada

Definición de Moral y de ÉTICA:

Parcela del comportamiento humano que preconiza el predominio del BIEN sobre el MAL, entendido aquél como la DEFENSA a ultranza de la BONDAD y de la VERDAD, y otorgando siempre la supremacía al RESPETO de los intereses de los más débiles.

 

– Soneto 2351

Definición de ÉTICA & ESTÉTICA

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

 

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

www.etica-and-estetica-com

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

http://picarox.blogspot.com/p/etica-estetica.html

Sábado, 7 de Agosto 2010

Introito 154. Una vida de novela… y la novela de la Vida

Capítulo 134: Reventar está incluido en el menú…

Debatíamos mi octava hija Olibia Pololita y yo sobre cuestiones dietéticas y sobre la conveniencia de ELIMINAR LOS POSTRES de las comidas. Porque los interfectos acostumbran a ser dulces, lo que les hace DOBLEMENTE DAÑINOS; porque si el dulce es ya, de por sí, poco sano, ingerido al final de una copiosa comida viene a ser algo así como lanzarle una granada de mano a nuestro sufrido aparato digestivo.

Pero es que además, y para acabarlo de rematar, los dichosos postrecitos tienen también la pésima costumbre de ser LÁCTEOS

 

Meterse entre pecho y espalda un flan, un yogur, una cuajada o un helado al final de la comida y cuando nuestro estómago se afana por digerir todo cuanto nos hemos endilgado en el aperitivo y en los dos platos previos…, es una auténtica SALVAJADA que interrumpe todo el proceso y lo complica hasta el infinito, al aparecer en escena elementos nuevos, tan conflictivos como los productos lácteos, a los que si algo caracteriza es su digestibilidad lenta y nada fácil. Sobremanera en el caso de aquellos que mantenemos una relación nada amigable con la maldita lactosa… y que somos muchos más de los que el personal guindano se imagina…

 

Como imagino vuestro desconcierto ante esa referencia mía al personal guindano, me apresuro a deciros que no estoy hablando, para nada, de la familia de mi encantador cuñado Antonio Guinda Arrazola, sino de aquellos mortales que viven toda su vida en el guindo, sin enterarse absolutamente de nada. Que más o menos, viene a ser el 90% de la Humanidad…. O sea que el personal guindano es, en términos generales, el GÉNERO HUMANO.

 

Otro día os contaré algo IMPORTANTÍSIMO y no conocido sobre la LACTOSA Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es