139. LOS FUNCIONARIOS SE CAGAN EN MI ESTAMPA…, por dar ideas

Página Abierta al Conocimiento,

en la vanguardia intelectual de Occidente…:

ÉTICA  & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

 Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro. Obra registrada

Definición de Moral y de ÉTICA:  

Parcela del comportamiento humano que preconiza el predominio del BIEN sobre el MAL, entendido aquél como la DEFENSA a ultranza de la BONDAD y de la VERDAD, y otorgando siempre la supremacía al RESPETO de los intereses de los más débiles.

– Soneto 2351

Definición de ÉTICA & ESTÉTICA

 

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

 

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

                                                  www.etica-and-estetica-com

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

                           http://picarox.blogspot.com/p/etica-estetica.html

Jueves, 3 de Junio 2010 

Introito 139. Una vida de novela… y la novela de la Vida

 Capítulo 119: LOS FUNCIONARIOS SE CAGAN EN MI ESTAMPA…, por dar ideas 

 Os voy a hacer una confidencia. Cada día, cuando me pongo ante mi plato a la hora de comer, siento vergüenza. Sí, siento vergüenza porque me digo que por qué tengo yo derecho a comer cuando hay tantísima gente que ora no puede hacerlo, ora debe recurrir a la beneficencia pública o a la caridad privada, para poder hacerlo. Sí, siento vergüenza aunque mi plato (siempre único) no contiene ni langosta…, ni angulas…, ni bogavante…, ni chuletones de Ávila… Sólo unas borrajitas, unas acelguitas, unas alcachofas, unos espárragos, unos tronchos de cardo, unos garbancitos, unas rodajas de remolacha, un tomate, media cebollita… y unas aceitunitas. Todo ello, eso sí, bien regado con aceite de oliva virgen… y con una saludable agua mineral. En suma, ¡manjares de dioses!

Sí, me considero un privilegiado por poder tener un piso confortable que me acoge y por poder comer esas delicias que, vía Eroski, me procura la prodigiosa e insuperable Huerta de la Ribera Nabarra, a la que tengo por la mejor y por la más antigua del mundo…

Sí, me considero un privilegiado porque puedo comer alimentos sanísimos en un piso más que digno y porque, además, puedo respirar un aire impoluto y contemplar, desde mis ventanas, unas estampas de mi pueblo, Zumaya, que son auténticas postales… y en las que, por si fuera poco, no aparece ni un solo coche ni, tampoco, ningún desaguisado urbanístico de aquellos que hieren la vista y la sensibilidad…

Todas estas cosas me convierten en un privilegiado y, aunque os cueste creerlo, después de 50 años trabajando como una bestia por y para la sociedad española y cuando puedo hacer alarde del MEJOR historial de servicios a la Cultura y a la conquista del Conocimiento que Español alguno haya prestado jamás a este país en toda su Historia…, tengo por PRIVILEGIO el hecho de que dentro de algunas semanas el Estado Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es 

Anuncios