106. Reflexión sobre el “Introitismo”, tras comer con el Jefe de la Tribu Euskalduna…

Página Abierta al Conocimiento,
en la vanguardia intelectual de Occidente…:

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro. Obra registrada

Definición de Moral y de ÉTICA:

Parcela del comportamiento humano que preconiza el predominio del BIEN sobre el MAL, entendido aquél como la DEFENSA a ultranza de la BONDAD y de la VERDAD, y otorgando siempre la supremacía al RESPETO de los intereses de los más débiles.

– Soneto 2351 –

Definición de ÉTICA & ESTÉTICA

Nuestra única Ley es la Hermosura,

nuestra Pasión, sólo una, la Verdad,

sentimos Devoción por la Bondad,

e innata inclinación por la Ternura.

Rendimos culto, sólo, al alma pura,

a la que no conoce la Ruindad

y labra en la Nobleza su beldad

y en la Honradez su estampa y su figura.

Nuestro mayor demonio es lo vulgar,

nuestro Ángel predilecto, la Alegría,

nuestro horizonte ideal es siempre el Mar

y nuestro paisaje…, la Armonía.

Nuestra Felicidad estriba en dar,

tal es, en fin, nuestra filosofía.

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

www.etica-and-estetica-com

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

http://picarox.blogspot.com/p/etica-estetica.html

Veintitrés de Marzo 2010

106. Reflexión sobre el Introitismo, tras comer con el Jefe de la Tribu Euskalduna…

Carlitos Borlado, que es un innovador nato, rubricó nuestra conversación telefónica vespertina con un “Buena noches y buen Introito” que me dejó perplejo y me llevó a hacerme la siguiente reflexión: -¿Cómo es posible que tres meses y pico de Introitismo hayan calado tan hondo en todos cuantos en mayor o menor grado nos vemos inmersos en él? Es una pregunta cuya respuesta requeriría de un profundo estudio sociológico, psicológico, filosófico y hasta antropológico, pero que a falta de ese sesudo y prolijo estudio, yo contestaría de esta manera:

Vivimos en una sociedad profundamente deshumanizada en la que los valores humanos de toda la vida brillan escandalosamente por su ausencia. Y entre esos valores incluyo la solidaridad, la ternura, la bondad, la armonía, la amistad, la inclinación a la Belleza, la poesía, la sensibilidad, el sentido del humor, el amor, la búsqueda de la verdad, el afán por saber… y, ¿por qué no?, también la sensualidad y el erotismo, que son dos engranajes claves en el mecanismo que mueve y determina nuestra manera de ejercer de seres humanos. Y con esta perífrasis estoy introduciendo un concepto nuevo que es el que permite comprender dónde y en qué radica la fuerza del Introitismo y para el que tendremos que buscar una palabra que lo sintetice y resuma: todo un reto para mí y para todos vosotros.

¿Qué palabra creamos para designar y al mismo tiempo definir a esa actividad, la de ejercer de seres humanos, en la que por una parte radica la fuerza del Introitismo y, por otra, la satisfacción que éste nos proporciona y que constituye, a su vez, la causa de nuestra adicción a él. Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es