Archivos diarios: febrero 19, 2010

76. El origen inédito del MIÉRCOLES DE CENIZA…

&

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

Autor: Jorge Mª Ribero-Meneses Lázaro

Obra registrada

Archivo Serie Completa: www.fundaciondeoccidente.org

Vinculada a: www.iberiacunadelahumanidad.net

76. El origen inédito del Miércoles de ZENIZA…

Han concluido los Carnavales o Carnes-tolendas y se me han quedado en el tintero montones de cosas importantes… Cosas que ya habrá ocasión de traer a esta variopinta y gratuita Cátedra Nocturna, de la que deberían tomar ejemplo todos esos pretendidos intelectuales y artistas que se apiñan en torno a la Sociedad General de Autores (SGAE). Gentes, los segundos, que pretenden vivir del cuento, a cuenta de los derechos que reclaman sobre la basura de tonadillas que componen y que, puestas todas ellas juntas en el platillo de una balanza, no alcanzarían ni el 0,01% de la categoría artística y el peso específico que, por poner un ejemplo, acredita la canción que armoniza nuestro Introito de hoy y que, un día más, nos brinda Sin Palabras; léase, la profesora barcelonesa, de origen gallego, L.G.F.. Pues bien, nuestra amiga Lourdes nos regala hoy con una de esas canciones de primerísima que producen habitualmente los compositores anglosajones y que los nuestros ni huelen siquiera, salvo cuando una vez cada siglo suena la flauta y alguno de ellos se destapa con alguna joya como Luna de miel o, ya en un nivel inferior, Cuéntame. Y la canción a la que me refiero y cuyo enlace reproduzco al final de mi escrito, es una de las más conocidas del extraordinario Elton John, que en esta ocasión la interpreta formando dúo con otro grande, Alessandro Safina, ídolo de nuestra amiga Sin Palabras… En suma, una gozada. No os la perdáis.

Se dice que en los Carnavales de la antigua Babilonia se entronizaba a un lelo y que, tras rendírsele culto burlesco, se le sacrificaba. Se dice esto pero lo que no se especifica, porque no se sabe, es que la Babilonia en cuestión no era el antiguo país asiático de ese nombre, sino su precedente prehistórico del Norte de España.

Si viajásemos hoy a los territorios irakíes en los que estuvo situada la Babilonia asiática, no sólo no seríamos capaces de encontrar la más mínima huella de esos rituales carnavalescos, sino que dudo mucho que halláramos a alguien que supiera lo que es el Carnaval… Pues bien, este tipo de razonamientos del más elemental sentido común es el único que los historiadores no se hacen jamás. ¿En qué cabeza humana cabe que si los Carnavales hubieran surgido en la Babilonia asiática, no siguiera siendo hoy aquella región la que los celebrase con mayor fidelidad y pureza? Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es