Archivos diarios: febrero 16, 2010

73. ¡Por COÑOS…, que no quede!

&

ÉTICA & ESTÉTICA

Baluarte de la LIBRE Expresión

73. Por COÑOS…, que no quede

Mañana os seguiré contando lo principal, que se ha quedado en el tintero, sobre el origen y significado sorprendentísimo de la Fiesta del AMOR en el día de San Balentín… (y que se agarren bien las Señoras, porque ¡vienen curvas!) Y mañana, igualmente, os daré detalles sobre ese asunto pendiente que nos traemos entre manos. Hoy vamos a dejarnos de dramones y vamos a reírnos un poquito…, o un muchito, que falta hace, ¡qué coño! Y en esta ocasión, tengo especial interés en que quienes más se rían con lo que sigue sean nuestra amiga Lola y su hijo. De ahí el que le ruegue a ella que le dé a leer a J. lo que hoy he escrito para vosotras y para vosotros, así como para aquellos amigos y familiares vuestros a quienes queráis extender lo que sigue, obsequiándoles así con el mejor regalo que a mi juicio existe: el de la RISA

Decididamente, a mi hermanito Epauet (ya sabéis, aquel a quien también llaman Capitoné porque lleva toda su vida viviendo en eterno retorno a Castilla…) le encanta tirarme de la lengua y exprimir al Erribero cachondo mental que llevo a flor de piel. Sí, a Pablito le va la marcha, porque sólo así se entiende que me haya enviado algo que él sabía de sobras que era carnaza para mí y que, al igual que las doradas y rodaballos que se pasean por la Ría de Zumaya, iba a morder al instante ese anzuelo que me ha lanzado…

He aquí las tres líneas que me dirigió ayer domingo, como preámbulo para una lista de doce ocurrencias geniales, construidas en torno a la palabra más usada de la lengua castellana: coño…¨:

Hola, Jorge: Acabo de leer esto que me envía un ex-alumno. He pensado en ti, por ser este exabrupto propio de tu estilo oral e introitorio*. Seguro que ya lo conoces. Un abrazo. Pablo.

Pues no, no lo conocía. Y bien que lo siento, porque lo que mi hermano, condescendiente, llama una gansada, es para mí una auténtica genialidad. Algo que sólo puede ocurrírsele a una persona dotada de un talento extraordinario.

Sí, la lista que me ha enviado mi hermano contenía 12 ocurrencias brillantes, pero viendo sus enormes posibilidades didácticas y Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es