Archivos diarios: enero 13, 2010

39. La Regresión Intelectual de los Españoles

El Balodia ha puesto la guinda a mi comentario de ayer con una frase de Cantinflas: No somos muchos, pero somos machos… Bueno, pues sí, aunque cambiando la palabra machos por otras que no soy yo el más adecuado para reproducir aquí. Cada uno que ponga las que prefiera (incluida cabronazos), siempre que los epítetos o calificativos que nos dedique sean constructivos y cariñosos. Quienes me conocen bien, saben de sobras que una persona negativa y corrosiva dura menos a mi lado que una camiseta de Raúl a la puerta de un colegio de Vallecas. Y no porque yo la elimine, sino porque, dejándola todo está, me apresuro a situarme en otra galaxia distinta a la suya. No quiero nada con la gente destructiva, envidiosa y con mala leche…, y sin embargo lo quiero todo con las personas nobles, bienintencionadas y cariñosas. Con la buena gente, en una palabra. Léase con la buenísima gente que figura como destinataria de éstos que el encantador Antonio Enrich bautizó como Introitos y que ya han quedado para los restos como tales.

Podéis tener la certeza de que todos los destinatarios de estos escritos sois personas de enorme categoría humana y que, preocupado especialísimamente por este punto, mantengo la lista de los Adictos en permanente revisión, preocupado siempre por la CALIDAD y nulamente por la cantidad. De todos modos, que os conste que somos mogollón. O como dirían los Catalanes, una bona colla

Siempre que los comentarios sean breves, claros y respetuosos, procuraré irme haciendo eco en mis Introitos de la copiosa correspondencia que recibo, reproduciendo textualmente vuestras palabras (salvo las correcciones ortográficas y de estilo que se hagan necesarias) y respetando fielmente vuestras opiniones, aunque me resulten adversas. No le temo lo más mínimo a la divergencia, como ya he demostrado cumplidamente en mi vida, hasta el punto de haber adquirido una cierta nombradía como polemista. Así, con este epiteto, me definió Cambio 16, en un reportaje sobre mis investigaciones publicado hace más de veinte años… Si le tuviera miedo a la divergencia y a la polémica, no me habría prestado a aquel intento de linchamiento colectivo del que fui objeto en aquella reiteradamente recordada Reunión de los Mantecados en la que algunos trataron de cargarse a la Joven Orquesta de Cámara de España y a mí…

Un antiguo componente de la Joven Orquesta que me es especialmente querido por su Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es