Archivos diarios: diciembre 9, 2009

29. Las gamberradas de los Jóvenes Músicos…

Recibo un mensaje de texto de María Dolores Tomás, antigua componente de la Joven Orquesta de Cámara de España, en el que me dice que tiene su correo electrónico bloqueado porque hace tiempo que no accede a él, debido a que una hija suya (cuya edad desconozco) padece cáncer. Una noticia que si siempre resulta turbadora, tratándose de una niña o de una jovencita, duele muchísimo más.

Como las meras palabras de aliento que suelen expresarse en estos casos resultan insípidas ante situaciones tan dramáticas como la que está conociendo la pobre María Dolores, renovando el especial cariño que siempre senti hacia ella, tanto por su comportamiento ejemplar mientras permaneció entre nosotros, como por haber estado emparejada con un joven músico de mi mayor confianza y afecto, me he erigido en portavoz del sentimiento general de todos nosotros y a lo largo de mi caminata de ayer, escribí el Soneto que reproduzco a continuación con el doble propósito de transmitirle a María Dolores toda nuestra fuerza, confianza y aliento y, al propio tiempo, de ofrecerle nuestra solidaridad y compañía:

– Soneto 2332 –

 

                 El cáncer se ha cebado en tu familia

y ataca con furor a una hija tuya,

clavando de este modo en ti su puya

y haciéndote vivir siempre en vigilia.

Ahora que tu fe sola te auxilia

y que el dolor en tu interior aúlla,

mi Soneto, haciendo tu voz suya,

con el mundo exterior te reconcilia.

Pues puedo imaginar cómo te sientes,

desasistida, sola y asustada,

por eso con mis versos tiendo puentes,

para que nuestro amor, hecho oleada,

dirija a ti el calor de nuestras mentes,

plasmado en el fervor de esta balada,

que hará que ella retoñe… felizmente.

 

(2332. A María Dolores Tomás y su hija enferma; lunes, 7 de Diciembre 2009; en Zumaya, a las 18,00 horas) 

Ten la certeza de que tu hija va a salir de este duro trance y que algún día, cuando todo esto sea ya historia olvidada, te dará unos nietos preciosos. Confía, sí, María Dolores, y ya sabes que estamos a tu lado en este momento terrible que te ha tocado vivir. Y es que la vida no es justa ni injusta… Simplemente, es así: durísima.

Y ahora y como os anuncié ayer, con el fin de distraer unos minutos a María Dolores y a su hija y de intentar hacerlas reír (que acostumbra a ser, siempre, la mejor medicina…), voy a relataros algunas de las gamberradas o novatadas más antológicas que se desarrollaron durante la permanencia de la Joven Orquesta en aquel antiguo Sanatorio del Moncayo al que me referí días pasados, tras hablaros de la memorable e irrepetible Toma de Veruela

Lee el resto de esta entrada en: www.introitismo.es